planning-3536758_1920.jpg

GLOSARIO

En ÁBACO sabemos que es importante que nuestros clientes entiendan el lenguaje técnico que utilizamos en el sector de la construcción para entender nuestros proyectos y actuaciones en obra.

Por eso les presentamos este pequeño glosario con los términos más utilizados en nuestras rehabilitaciones, restauraciones y trabajos. Porque al fin y al cabo, lo importante es hablar un mismo idioma.

GLOSARIO

Aislamiento:
Forma de separar o proteger algún elemento en la construcción.


Apuntalamiento:
Colocación de puntales pudiendo conseguir una redistribución de cargas de la estructura, para asegurarla ante cualquier fallo de la misma.


Armadura:
Conjunto de piezas de madera o de hierro unidas unas a otras, para sostener o reforzar elementos de construcción. También es el conjunto de varillas y alambres que forman el esqueleto de una pieza de hormigón armado.

Borriquetas:     

Útil, de metal o madera, utilizado por el albañil. Tiene forma de dobles tijeras, de unos 60 cm de altura, que permite, utilizándolo en parejas, disponer encima de éstas unos tablones, generalmente de madera, para ganar altura a modo de pequeño andamio. Sirve para realizar trabajos en los que no se necesite alcanzar gran altura, como por ejemplo, levantar la parte superior de las particiones o dar yeso.

Cámara de aire:

Al cerramiento de los edificios se le exige que cumpla con los requerimientos de impermeabilidad y de aislamiento, tanto térmico como acústico, disponiéndose para ello cerramientos de varias hojas. Entre la hoja exterior y la interior, que pueden estar conformadas por distintos materiales, se encuentra la cámara de aire con la misión de evitar los puentes térmicos y que suele incorporar el aislamiento térmico y acústico en su interior.

Cerramiento de doble capa:

Reciben esta denominación aquellas soluciones de cerramiento compuesta por dos paredes, es decir, una pared exterior que, en las soluciones tradicionales es a su vez una pared de carga, y una pared de doblado interior que permite la realización de una cámara de aire.


Dintel:
Elemento estructural horizontal que salva un espacio libre entre dos apoyos. Es el elemento superior que permite abrir huecos en los muros para conformar puertas, ventanas o pórticos.

Enfoscado:

Revestimiento continuo realizado por medio de una o más capas de mortero de cemento, de cal o mixto de cal y cemento, siendo el espesor de cada capa inferior a 1'5 mm. Permite regularizar el soporte y sirve como base para un acabado posterior. Debe realizarse sobre un soporte seco y sin manchas de humedad; se puede ejecutar mediante tres técnicas: - Previo. - A buena vista. - Maestreado.

Enlucido:

Revestimiento continuo de pasta de yeso fino, cemento u otra mezcla de granulometría fina que se aplica sobre la capa de guarnecido o enfoscado con el fin de proporcionarle un acabado más liso.

Fábrica:

Conjunto trabado de piezas asentadas con mortero. Ejemplo: "fábrica de ladrillo".


Fisura:
En el caso de revestimientos continuos, se acostumbra a designar fisura la lesión que solo afecta al revestimiento y como grieta a la que además afecta al soporte.


Fisura muerta:
Fisura estabilizada, en las que el agente que la causó ya no está activo. A este grupo pertenecen las debidas a retracción por secado y retracción plástica, afogarado, sobrecargas accidentales, heladas prematuras, asentamiento plástico y movimientos del encofrado o del terreno, siempre que estén estabilizados estos movimientos.


Fisura viva:
Fisura que continúa abriéndose. A este grupo pertenecen las fisuras de tipo térmico, las producidas por corrosión de armaduras, las de reacción árido-álcali, entre otras.


Fisurómetro:
          Aparato para medir los cambios y desplazamientos o evolución de fisuras, grietas, juntas de dilatación, etc.


Forjado:
      Elemento estructural, generalmente horizontal, capaz de transmitir las cargas que soporta, así como su propio peso, a los demás elementos de la estructura (vigas, pilares, muros...)

Fratasar:

Es la técnica consistente en pasar el "fratás" por la superficie húmeda del mortero aún en fresco, antes de comenzado el fraguado, describiendo una trayectoria circular. Es el acabado que, generalmente, se realiza en los enfoscados y se puede realizar tanto en un enfoscado a buena vista como sobre uno maestreado.


Higrómetro:
Instrumento que se utiliza para medir el grado de humedad de cualquier soporte.

Hoja principal:

Hoja de una fachada cuya función es la de soportar el resto de las hojas y componentes de la fachada, así como, en su caso desempeñar la función estructural.


Impermeabilidad:
Resistencia que ofrece un revestimiento a la penetración del agua de lluvia.


Junta de dilatación:
Elemento de separación entre dos partes de un mismo o diferentes edificios, dispuestas para absorber los esfuerzos de dilatación y contracción producidos por efectos térmicos y movimientos.

Llana de acero:

Herramienta usada por el albañil, para revocar y alisar, extendiendo el mortero sobre los paramentos.   Palastro metálico rectangular con empuñadura.

Maestras de mortero:

Fajas de mortero verticales dispuestas en el soporte, cada dos metros aproximadamente, y que deben estar perfectamente aplomadas, ya que nos van a marcar la verticalidad del muro. Se disponen a modo de reglas para guiarnos en la ejecución de los revocos y marcarnos el espesor del mismo.


Mampostería:
Construcción realizada con bloques de piedra sin escuadrar.

Ménsula:

Elemento arquitectónico resistente de hormigón armado, acero o madera, que sobresale de un plano vertical volado hacia el exterior y que se utiliza como soporte de otro elemento como una viga o un puente grúa.

Mortero:

Mezcla de conglomerantes inorgánicos, áridos y agua, y, en su caso, adiciones y aditivos.

Muro de mampostería:

Es la obra de fábrica de piedra natural, realizada con piezas de pequeño ó mediano tamaño y de forma desigual, poco o nada trabadas y que confieren al muro un aspecto irregular. La piedra posee una gran resistencia a la compresión, la durabilidad y, en muchos casos, tiene alto valor estético.

Obra de fábrica de ladrillo ordinario:

Usada en albañilería para conformar fábricas resistentes de cerámica, también denominadas paredes de carga, de espesores variables en función del cálculo estructural, o en cerramientos exteriores del edificio. Los morteros deben ser resistentes permitiendo un buen asiento de los ladrillos. No menos importante es el trabado de las piezas, para lo cual se disponen las juntas verticales de manera que no coincidan en dos hiladas inmediatas.

Obra de fábrica de ladrillo visto:

Se utiliza como cerramiento exterior del edificio por su durabilidad, aspecto estético y versatilidad. El ladrillo cara vista es un material cerámico que no irá revestido y que tendrá, por ello, un mejor acabado superficial. Se usa, principalmente, el medio pie de ladrillo cara vista en la hoja exterior, acompañado por una cámara de aire donde se dispone el aislamiento y un tabique en la hoja interna. Es posible encontrar también fachadas ventiladas con ladrillo cara vista. Dentro del aspecto estético juega un papel importante el aparejo. Los morteros deben ser resistentes, plásticos, de tonalidad homogénea y las juntas uniformes.


Paramento:
Constituye la parte ciega o maciza de la fachada. En su mayor parte suele estar compuesto por una pared de materiales diversos, con o sin cámara, acabada exteriormente con obra de fábrica vista o con diferentes revestimientos.

Red de saneamiento:

Es la encargada de la evacuación del agua residual una vez ha sido utilizada, para llevar los residuos al sistema depurativo y su posterior vertido al medio natural. Las aguas residuales generan malos olores y son corrosivas. Se establece un sistema de recogida de los distintos aparatos por medios de colectores y botes sifónicos, que van a las bajantes, se recogen en arquetas y, a través de albañales, hasta el pozo de registro y de éste a la red general de alcantarillado.

Replanteo por unidades de obra:

Cada unidad de obra en albañilería viene precedida por el replanteo previo de las mismas, siguiendo las directrices establecidas en la documentación técnica, (planos y detalles técnicos) y la normativa en vigor. Para ello se procede a marcar a tamaño natural en obra, sobre el terreno o sobre el elemento constructivo, por donde discurren dichas unidades, con los medios necesarios, como cuerdas de atirantar, botas de marcar, niveles, estaquillas, etc., para su posterior ejecución.

Restauración:

Proceso constructivo mediante el cual se procede a devolver al objeto a restaurar, en la medida de lo posible, a su estado original, permitiéndole seguir de nuevo ejerciendo aquellas funciones para las cuales fue diseñado y ejecutado.


Revestimiento:
Nombre genérico que sirve para determinar cualquier acabado.

Solera de hormigón:

Es el revestimiento del suelo por medio de una capa de hormigón en masa, con un espesor que oscila entre 10 a 20 cm, sobre un encachado de piedra, que puede reforzarse con la introducción de un mallazo y que admite un acabado posterior o dejarse visto. Hay distintos tipos de soleras, como las dispuestas para instalaciones, las ligeras para su uso en garajes o zonas de paso o trabajo ligero, la semipesada en zonas de tránsito de camionetas y la pesada para grandes sobrecargas.

Superladrillo:

El ladrillo es un material cerámico poroso en forma de prisma rectangular, de aspecto térreo, de grano grande y opaco y sin ningún tipo de recubrimiento. El superladrillo es, generalmente, de hueco sencillo aunque también los hay de hueco doble, que cuenta con una longitud superior próxima a 50 cm. Se destinan a la realización de soleras cerámicas, voladizos y, actualmente, en la realización de tabiques que, en este caso, suelen ser machihembrados. Se revestirán posteriormente.

Tabicado:

Hay que tener en cuenta el grado de humedad de la cerámica, evitando que absorba agua de los morteros, trabajando dentro de temperaturas habituales de fraguado. Se levantarán hiladas sucesivas colocando las piezas correctamente asentadas y untadas por testa sobre el mortero de la hilada anterior, de delante hacia atrás, distribuyendo primero el lecho de mortero sobre la hilada anterior y limpiando ambos lados del sobrante, se unta la testa del ladrillo, se coloca a golpe seco retirando el mortero sobrante. Cuando se llega a una cierta altura se precisa de andamiaje. Se dejarán 2cm. entre la última hilada y el techo.

Tabique:

Elemento constructivo muy común que conforma las divisiones ó particiones interiores de un edificio. Es una pared de poco espesor realizada, por lo general, con ladrillos cerámicos huecos sencillos o con superladrillos, recibidos, generalmente, con pasta de yeso y revestidos posteriormente mediante un guarnecido y posterior enlucido de yeso. También pueden ser de cartón-yeso. No tienen función estructural y no deben verse afectados por movimientos estructurales.

Tejado:

Parte superior del edificio, cubierta comúnmente por piezas de pequeño tamaño denominadas tejas. Se confía a las tejas la impermeabilización de la cubierta, por ello se necesita un solape entre las distintas piezas para conseguir evitar el paso del agua al interior del edificio. Los tejados deben ser cubiertas inclinadas.

Tendido:

Es un revestimiento, realizado por medio de una capa fina con pasta de yeso en particiones interiores o techos, intermedio entre un guarnecido y un enlucido, y que necesita de una terminación posterior con otro material, como pinturas rugosas o papel de poco cuerpo.

Tientos:

Es una pellada de yeso que nos permite fijar las miras, reglas y otros elementos en una obra. Se utiliza yeso por su rápido fraguado facilitándonos la labor de aplomado.

Trasdós:

Superficie exterior de un muro.

Trastejar:

Se trata de reparar un tejado existente, colocando las tejas que estén defectuosas, movidas, rotas o que falten por el paso del tiempo, el viento o la acción de animales o pájaros, devolviéndolo al uso para el que fue destinado, evitando filtraciones de agua.

Tuberías de evacuación de aguas pluviales:

Son las encargadas de evacuar y conducir al exterior las aguas pluviales generadas en el exterior del edificio, bien sean las recogidas en la cubierta o las recogidas en terrazas y patios, considerándose también de este tipo las provenientes del drenaje. Discurren en red separativa de las residuales, por no necesitar depuración, dentro del interior del edificio, generalmente hasta el pozo de registro.

Tuberías de evacuación de aguas residuales:

Son las encargadas, en la red de saneamiento, de evacuar y conducir al exterior las aguas residuales generadas en el interior del edificio. Al caracterizarse las aguas residuales por tener un carácter corrosivo, transportar materia sólida que genera olores y, a veces, discurrir agua a altas temperaturas, pueden atacar a los materiales de los conductos por los que discurren, por lo que se utilizan generalmente tuberías de PVC.


Viga:
Elemento horizontal o ligeramente inclinado, que salva una luz y soporta una carga que le hace trabajar por flexión.


Pasivación:
Formación de una película relativamente inerte, sobre la superficie de un material (frecuentemente un metal), que lo enmascara en contra de la acción de agentes externos.

ir al inicio

PRIVACIDAD

ÁBACO REHABILITACIÓN Y RESTAURACIÓN DE EDIFICIOS, S.L.

REDES SOCIALES

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Pinterest
  • Instagram

Ábaco Rehabilitaciones 2020

© 

Plaza de la Bassa, nº 15, 3º, 3A

46800 Xàtiva (Valencia)

Calle del Delmé, nº 4, 2º, 2B

46700 Gandía (Valencia)

96 227 49 18

Designed by:  GJR+